miércoles, 9 de agosto de 2017

MICRORRELATOS  DE  LEÓN  COHEN MESONERO
Estos microrrelatos siguen dos normas:  Setrata de un concurso semanal. No pueden tener más de 100 palabras y los relatos han de empezar por la última frase del relato ganador del concurso de la semana anterior.


Micro relatos encadenados 2016-17
(100 palabras)
León Cohen M.



1.- Título: Su último discurso

Deja unos puntos suspensivos como quien deja una propina. Luego baja de la tribuna donde acaba de exponer con precisión abrumadora sus ideas sobre la función ética de un banco en los tiempos modernos. La asamblea de accionistas ha guardado un silencio clamoroso, impactada por las sorprendentes declaraciones de su presidente. Ni un solo aplauso. Imperturbable, él ha recogido su abrigo y con paso diligente se ha dirigido a la salida, sabiendo que estas han sido sus últimas palabras como máxima autoridad del banco. Ya en la calle ha respirado profundamente y ha sentido un alivio reparador.

2.- Título: Puntos suspensivos

Deja unos puntos suspensivos para dar rienda suelta a la imaginación de sus colegas, para que se esfuercen en adivinar sus intenciones, que sepan o crean saber por qué nunca les dijo lo que realmente pensaba de ellos, de todos ellos. Que ahora que se ha ido y les ha dejado un mensaje envenenado en forma de discurso, terminado en puntos suspensivos, que cada uno se agarre a uno de ellos, al que más le convenga y si no puede porque ni siquiera es capaz de imaginar, pues que se joda, que se jodan todos.

3.- Título: La despedida

Deja unos puntos suspensivos donde bien pudo haber un punto y final o un signo de interrogación. Ella se quedó atónita, acababa de oírle pronunciar una hermosa declaración de amor que también era una despedida: Te querré siempre, en la ausencia y en la distancia, en el recuerdo y en el olvido, siempre te llevaré conmigo… Y se alejó dejando unos puntos suspensivos donde bien pudo haber un punto y final.

4.- Título: Vivir, vivir…

Las mañanas, si no llueve. O las tardes, si el sol no sale por Antequera. Y las noches si no hace sueño. Cualquier momento le parecía bueno para pasear o escribir un poema de amor o una canción desesperada. Vivir el día a día, instante a instante, porque hoy, mañana será ayer, y solo nos quedará el recuerdo. Vivir, vivir, aprehender la vida, imbuirse, empaparse de ella como si nada hubiese de quedar de lo vivido.

5.- Título: La campaña electoral

Como si de una plaga venenosa se tratara, los diputados salieron del Parlamento y se lanzaron como vampiros ávidos de sangre sobre los transeúntes que tuvieron la desgracia de pasar en ese momento por ahí. Minutos más tarde, ya saciados y dejando varios cadáveres tendidos en las aceras, volvieron a la sede de la representación del pueblo y siguieron con su ritual de palabrería y de insultos. No volverían a salir hasta dentro de cuatro años.

6.- Título: La honradez

Cada vez que le hablaba del último sobre rechazado, ella se preguntaba siempre lo mismo: ¿Era la honradez un valor en sí misma o era una disculpa para los débiles, aquellos que no se atrevían a dar el salto y aprovechar su oportunidad y su momento? Hallaba la respuesta algunas noches contemplando el sueño plácido de Roberto y la serenidad que desprendía su rostro. Saber que estaba ante un hombre honrado, la hacía sentirse segura y satisfecha y hasta un poco feliz.

7.- Título: El detective

Era de los pocos detectives honrados que quedaban en la ciudad, eso al menos pensaban todos los que le conocían de cerca o de lejos. Y es que él siempre había tenido por norma ser ante todo buen profesional y salvaguardar su intimidad. Los intereses de su cliente eran lo primero, y mantener una buena relación con los delincuentes lo segundo, ya que esto último le aportaba una información necesaria para sus investigaciones. En eso pensaba aquella tarde mientras se dirigía a una cita en la que iba a ser generosamente recompensado por su silencio.

8.- Título: La amenaza de las palabras

Las palabras que ha aprendido por la noche, esas palabras hijas de la media luz y de la oscuridad, que huelen a tabaco y a whisky, esas palabras salidas de las tinieblas de la mente, que ahora caminan juntas, y sumadas, pretenden convertirse en un cuento amenazador para las conciencias de todos aquellos que no supieron controlarlas y las dejaron escapar tan libremente.

9.- Título: La escritora frustrada

Las palabras que ha aprendido por la noche, no le servirán para escribir mañana, porque la magia que aquellas almacenaban quedó prendida en la madrugada. Maldecía la llegada del nuevo día, porque se sentía incapaz de repetir lo aprendido en la media luz, esa era al menos la excusa con la que ella solía justificar ante sí misma, sus carencias y su mediocridad como escritora de relatos de ficción.

10.- Título: El himno

Las palabras que ha aprendido por la noche mientras dormía, golpean durante unos segundos su cabeza, para luego evanescerse, y volver convertidas en notas musicales de una melodía, que él repite como una letanía que lanza al viento desde las alturas, para que sus conciudadanos las reciban y las interioricen hasta formar un himno, un himno a la vida que nació de las musas de la noche oscura y misteriosa.

11.- Título: El regalo

Es como sale mejor, dijo él con expresión prepotente, sin ni siquiera dirigirle una mirada cómplice o buscando su aprobación, como solía para cualquier asunto. Sacó el dinero de la cartera y pagó el precio que le pedía el comerciante. Ella no dijo nada, como siempre, y permaneció callada durante todo el trayecto hasta la casa. Una vez allí, cogió la joya que Ricardo le había comprado y ante el asombro de este, la arrojó por la ventana, exclamando: Ahora sí, ahora está todo en su sitio.

12.- Título: La inspiración

Serán solo cien palabras, le dijo el editor. Se fue a casa muy preocupado por el mandato y no se le ocurrió otra cosa que sentarse en su despacho y empezar a seleccionar cien palabras que le gustaban especialmente. Luego, las ordenó a consciencia en varias secuencias adecuadas, de manera a permitirle construir varios micro relatos. Al día siguiente le presentó los relatos al editor. Este no entendía cómo en una noche, el escritor había conseguido escribir tantos relatos solo con cien palabras y no pudo evitar preguntarle cómo lo había hecho. Y el escritor le contestó: solo tuve que juntarlas y ellas solas se ordenaron, fueron las musas, señor, las musas.

13.- Título: El poder de la palabra

Serán solo cien palabras. Necesitaría mucho más que palabras, él, que siempre había sido un prestidigitador del verbo. Aquella mañana se dirigió al jurado con una elocuencia y una argumentación tan sólida como poética. Estaban todos tan embelesados escuchándole y había tanta belleza en sus palabras, que por un momento la emoción embargó a los presentes, de tal manera, que algunos pensaron en declararle inocente, como si hubieran olvidado que estaban ante un asesino en serie, un psicópata de la peor especie.

14.- Título: Cien palabras, ni una más ni una menos

Serán solo cien palabras. Lo había estado ensayando toda la noche, contando una a una todas las palabras. Mañana necesitaría ser absolutamente preciso. Esta vez, la cosa iba en serio, tenía que argumentar en cien palabras su defensa, le iba la vida en ello, pues una palabra de más o de menos lo llevaría al patíbulo.

15.-Título: Machismo

Lo que daría porque fuese ya de día y su dulce voz me susurrase “lavavajillas”, “espumadera” o “colesterol”. En esas dulces palabras pensaba Esther, mientras lavaba los platos con el inigualable Mistol, sacaba de la freidora las patatas fritas con la espumadera que le regaló su madre, y recordaba que no debía olvidar tomar la pastilla para el colesterol. Todo eso ocurría, mientras Ricardo estaba recostado en el sofá roncando. Por primera vez en toda su vida, Esther sintió un irrefrenable deseo de matar a alguien.

16.- Título: Lavavajillas, espumadera, colesterol

Lo que daría porque fuese ya de día y su dulce voz me susurrase “lavavajillas”, “espumadera” o “colesterol”. ¡Qué frase más vulgar y tosca para empezar un relato! se dijo, parecía más bien un anuncio comercial de radio. Pensó incluso en dejarlo para la semana siguiente, pero no pudo evitar ponerse a escribir: lavavajillas? espumadera? colesterol? y se preguntó que hubieran hecho Delibes o Cela con estas tres palabras de mierda.

17.- Título: El Tedi

Es como sale mejor, así sentado en la mesa de la terraza del Bar El Gallego, con la copa de Rioja, medio vacía o medio llena, según se mire. Es la imagen que quedará para siempre en mi retina del Tedi, un tipo singular que el otro día se acostó para no levantarse más y al que muchas mañanas saludaba cuando iba a desayunar. En su mesa ha quedado un hueco que yo siempre intentaré llenar con mi mirada y con mi saludo. ¿Por qué no?

18.- Título: El salto

Subir de nuevo a la habitación le parecía un pequeño martirio. Otra vez, se dijo refunfuñando. Pero es que la habitación no estaba en una primera planta, la casa, su casa tenía tres plantas, y la habitación estaba en la tercera. Pensó en años venideros, cuando sus articulaciones hubieran perdido flexibilidad, qué haría entonces, de tener que subir a la habitación. Pensó en la vejez, y sintió angustia. La vejez, qué próxima, qué poco faltaba. Pensó en la enfermedad, en la dependencia de los demás, y mientras subía, el agobio iba en aumento. Y al final de tanto sufrimiento, para acabar muriendo, se dijo. Llegado a la habitación de la tercera planta, no se lo pensó más, abrió la ventana que daba a la calle y saltó...

19.- Título: ¿Ficción o realidad?

Aquel ser diminuto que golpeaba la lente desde el otro lado, seguía ahí, con gestos confusos que podían interpretarse como gritos de desesperación o de suplica. No sabía si era un efecto óptico el que transformaba a aquel ser en algo tan pequeño que parecía irreal, o si podía tratarse de algún ser diminuto venido de un planeta lejano. Para comprobar su sospecha, alargó la mano hasta el otro lado de la lente, y apretó fuerte. Volvió a mirar por el objetivo, la visión había desaparecido. Sin embargo, cuando se frotó los dedos pulgar y corazón, notó una aspereza que antes no tenía.

20.- Título: El premio

Vivir a lo grande de los bienes gananciales, como lo haría un chulo o una puta, eso pensaba Elsa, cuando sentada en el sofá de la Notaría, escuchó las últimas voluntades del finado. Nada, ese cabrón no le había dejado nada.

21.- Título: El número 7

Salió sigilosa a estirar las piernas. Aquella tarde estaba desorientada, se le había escapado el número 7 y no conseguía recuperarlo. Se sintió angustiada y se lamentó de aquella pérdida irreparable, sin la cual, su sistema decimal, se derribaba. ¿Qué hacer, cómo vivir sin el 7? se preguntó. Recordó de repente que el edificio del Sistema Decimal se hallaba a pocos metros de su casa. Entró y expuso su problema a un empleado: - No se preocupe, el número 7 se encuentra de vacaciones, volverá en un par de semanas, le dijo. Imposible estar dos semanas sin el 7, una eternidad. Entonces tuvo una ocurrencia feliz, lo reemplazaría por el 6 +1. ¡Eureka!

22.- Título: El francotirador 

Volví a enfocar su figura uniformada en la mirilla del rifle. La recorrí de pies a cabeza, deteniéndome en su espalda. Le imaginé, joven, apuesto y buena persona. Tendrá dos hijos pequeños guapísimos y quizás una niña todavía en edad escolar, me pregunté, sin dejar de apuntar. Solo tenía que apretar el gatillo y acabaría con sus sueños de vuelta a casa con sus seres queridos. Pero no tenía otra, así que disparé. El hombre salió corriendo y mi bala se perdió por las alturas. Me sentí reconfortado y un poco feliz.

23.- Título: El fotógrafo japonés

En esa casa no vive Mizuki Tanaka, seguro que no, porque hace ya mucho tiempo que ningún japonés ha pasado por aquí. Quizás aquel fotógrafo con coleta que se dedicaba a fotografiar monumentos antiguos, pero sobre todo, reproducía rostros, caras de gente desconocida. Lo hacía con maestría y hasta con arte. Muchas veces me pregunté qué buscaba en aquellos rostros anónimos. A lo mejor esperaba encontrar la cara de la tristeza o de la alegría, no lo sé, lo que sí creo es que esas caras eran antes que nada reflejos de la vida, de esa vida que sabe que camina irremediablemente hacia la muerte.

24.- Título: El chivato

Aquel día de verano de 1945 Matilde oyó pasos en la escalera que no tardó en reconocer. Se trataba de Santiago compañero de partido de Pepe y dos acompañantes. Le dieron mala espina. Matilde les indicó que pasaran, que Pepe se hallaba en esos instantes terminando de comer. José los miró, y sin pestañear, se levantó de la mesa, se guardó el tabaco en el bolsillo de la camisa y acercándose a Matilde le susurró: ¿Pero qué has hecho palomita? La besó tiernamente a modo de despedida, con todo el cariño de que era capaz y se dirigió a la puerta (ni siquiera mostró sorpresa al ver a Santiago) seguido por los dos fascistas y el confidente. Matilde rompió a llorar desesperadamente, recordando el aviso de José: – No digas nunca que estoy en casa, ni dejes entrar a nadie.

25.- Título: Sueño

Sigo observando mi trocito de cielo como esperando que de él caiga la pequeña estrella con la que siempre he soñado, esa sobre la que poder viajar por el inmenso e inabarcable universo, esa de la que conseguir la luz necesaria para iluminar mi vida y la de mis congéneres.

26.- Título: Un refugio en las alturas

Sigo observando mi trocito de cielo intensamente azul, como si me hubiera correspondido en un imaginario reparto. Esa parcelita tan singularmente mía donde pasear mis ilusiones, mis deseos y mis pensamientos. Ese techito protector bajo el que refugiarme aunque solo sea con la mirada y donde perderme y abstraerme cuando lo que me rodea a pie de calle tanto me desagrada.

27.- Título: Un puente en el cielo

Sigo observando mi trocito de cielo con la improbable esperanza de que asome mi pequeño genio con forma de nube, y me haga ese gesto de complicidad que necesito, para convencerme de que entre mis esperanzas y el cielo siempre habrá un estrecho pero firme puente sobre el que caminar.

28.- Título: Lo mejor de mí mismo

Espero que puedas perdonarme, por no haberte podido traer todos los días una sonrisa o la luna o un beso. Siempre se me quedaban aparcados en algún sitio que ignoro, esperando a salir, sin finalmente atreverse. Pero hoy, esta tarde, te he mirado mientras cosías, con tu melena rubia y tus maravillosos ojos verdes, y he vuelto a ser el niño que tanto te quería. He ido a por la luna, he sacado mi mejor sonrisa, y te he dado mi beso más entrañable. Espero que puedas perdonarme…madre.

29.- Título: Los parecidos

No era el mar pero se le parecía, era una manera de hablar, porque muy poco tenían que ver uno con otro. A ella los parecidos se le daban bastante mal y cuando no había manera se los inventaba, como ahora. Acababa de decidir que su marido, el pobre Pepe, tenía cierto aire de Robert Redford, y cuanto más lo observaba más se lo recordaba. ¡ Qué suerte! se dijo , tener a un galán junto a ella, ella que tanto parecido guardaba con Bette Davis. Estas ocurrencias la reconfortaban cuando estaba en plena faena doméstica. Así se sentía un poco más feliz.

30.- Título: El pintor

De un certero bocado le arrebató el pincel. Él sintió que sin su instrumento esencial no podría seguir pintando, maldito ladrón. Recordó entonces a los pintores prehistóricos que no sabían lo que era un pincel y que ahí habían dejado su legado artístico. Entonces, impregnó sus dedos en las pinturas y los fue desplazando a lo largo del lienzo como guiado por un Aladino. Sintió por vez primera que los colores recorrían su cuerpo y que tenían vida propia. Por fin se sintió pintor de los pies a la cabeza.

31.- Título: Hiperrealismo, segunda parte

De un certero bocado, le arrebató el pincel. Sorprendido y a la vez muy ofuscado, el pintor impregnó sus dedos de pintura blanca, y emborronó al pez que se había tragado el pincel, haciéndolo desaparecer del lienzo. No tardó en surgir el pincel de entre tanto color blanco. Lo sacó del cuadro y dibujó un coral en el lugar del atrevido pez. Que se enterara el pez de una vez por todas que el que pintaba ahí era él, el pintor.

32.- Título: Maldita coincidencia

Te quiere, mamá. Esa era una frase hecha, casi tópica cuando la escribe una madre a su hija. Pero para ella sonaba a falsa. Su madre nunca la había querido, seguramente porque fue una carga para ella tenerla, justo cuando su padre había tenido que salir por piernas y desaparecer. Y hasta pasados veinte años, no volvió a dar señales de vida. Pero cualquiera comprendería las razones de tal huida, si supiera que ella nació en el mes de julio de 1936 y que su padre era republicano.

33.- Título: La huida

Para implorarle que vuelva a casa, sí, la ha llamado varias veces por teléfono, le ha mandado una docena de "wasap", ha recorrido todos los lugares que ella frecuentaba, pero nada, ni rastro de ella. Esta vez sí, se había marchado para no volver, pero por qué se preguntó con desesperación. Y encontró la respuesta en una nota sobre su escritorio: -Antonio, contigo me aburro. Nada más, nada menos.

                                               **************************************
                                 Curriculum actualizado de León Cohen Mesonero

CV resumido hasta el año 2017
León Cohen Mesonero (leon.cohen@uca.es) nació en Larache durante el Protectorado español . Realizó los estudios primarios en el Colegio Fancés de Larache y los secundarios en  Zoco el Arba y en los liceos franceses Gouraud y Descartes de Rabat con un paréntesis de un año en el liceo Regnault de Tánger. Todos los estudios secundarios los llevó a cabo en régimen de internado entre 1958 y 1966. Vivió pues entre Larache, Zoco el Arba, Rabat y Tánger. En 1968 se traslada a España y más concretamente a Algeciras donde reside, y donde ha desarrollado toda su actividad profesional. Primero en la industria petroquímica durante 26 años y luego en la Universidad de Cádiz, en la que ingresó en 1989 y en la que se jubiló en 2016, como Catedrático de Universidad en el área de Ingeniería Química. Es Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Sevilla (1986) y ha publicado varios libros de texto de Química e Ingeniería Química. Empezó su labor investigadora en la industria  hacia 1984 y la continuó en la universidad. Es autor de más de 50 artículos de investigación en las revistas internacionales de mayor prestigio dentro de su especialidad y de más de 40 comunicaciones en congresos internacionales. Es autor de 4 patentes y de varios capítulos de libros de investigación. Fue en su momento (1994) el primer químico de Andalucía en recibir la denominación de Químico Europeo (EuroChem) y fue distinguido con la medalla de oro de la UNED en el año 2001.
ACTIVIDAD LITERARIA
Con la Editorial Libros en red  ha publicado dos libros: “Relatos robados al tiempo” 2003 y “Cabos Sueltos”  2004.  Con Hebraica de Ediciones Madrid, ha publicado los libros: “La Memoria Blanqueada” 2006,  “Cartas y Cortos”  2011 y  “Entre dos aguas” 2013. Con la editorial Círculo Rojo publicó su último libro APUNTES en 2015.
Algunos de sus relatos figuran en diversas antologías, como: Caminos para la Paz (C. Ricci, I.López Calvo, 2007), Viajes a Larache (M. Laabi 2007), Calle del Agua (Manuel Gahete y otros 2008), Ufrán”   (Hebraica 2010 ) y “Zarzamoras y otros relatos” (Hebraica 2012).
También ha colaborado y colabora con las revistas literarias: TRES ORILLAS , ENTRERIOS y DOS ORILLAS. Ha publicado algunos artículos de opinión en el diario EUROPA SUR. Extractos de sus libros figuran en el portal de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes: http://bib.cervantesvirtual.com/FichaAutor.html?Ref=36775&portal=376




miércoles, 26 de julio de 2017

En la noche de ayer 25 de julio tuvo lugar en la Casa de Cultura de San Pablo de Buceite la entrega del XII Premio de Poesía "Encuentros por la Paz" al escritor  hispanista Ahmed Mgara, en el marco de los Talleres por la Paz.
Estuvo presente el Alcalde de Jimena de la Frontera Don Francisco J. Gómez Pérez, la Presidente de la JM de Distrito de San Pablo de Buceite doña Dolores Minguet y otros miembros de la JMD.
Abrió el acto Doña Sandra Gallego, Presidenta de la Asociación Amigos por la Paz , para dar  la palabra a Paloma Fernández Gomá, Directora Honorífica del Premio y que desde hace doce años inició este Certamen, para seguir acompañando todas las ediciones con su presencia.
Previa lectura del acta de jurado por doña Sandra Gallego; tomó la palabra el ganador del Certamen "Encuentros por la Paz" Ahmed Mgara que leyó su poema y agradeció el premio.
Su poema titulado ANDALUCÍA, PAZ SOLIDARIA, reivindica la solidaridad que se vive día a día en Andalucía, ensalzando una convivencia que es fruto de la Paz. Palabras como fraternidad, humanisno y amor quedan patentes en el poema.
Leamos:" Soy andaluz y no lo soy/Vibro con su exceso de amor,/ Soy el solidario andaluz/"
"Y vuele la esperanza... En la sierra verdiblanca/"
"Alma y heridas se vierten / En la sacra fraternidad/"
"Dios bendiga Andalucía/Hermana de la humanidad/"

Hubo dos Menciones Honoríficas, las destinadas a los poemas "LAS MANOS ENLAZADAS" de Sandra Palacios Garrán de Puerto del Carmen. Tías (Lanzarote) y al poema "EXTRAÑA SUERTE" del que resultó ser autor Manuel Luque Tapia de Doña Mencía (Córdoba).

"LAS MANOS ENLAZADAS" es un poema que establece gestos de aproximación buscando la paz desde niveles básicos de convivencia. Fue  leído por Paloma Fernández Gomá.
 "EXTRAÑA SUERTE"  es un acercamiento a las víctimas del terrorismo, señalando su dolor como puente hacia la Paz. Poema leído por Cristóbal Moreno.

                                               ***************************
                                         Fotos del acto cedidas por Bernardo Medina


XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz XV TALLERES POR LA PAZ DE SAN PABLO DE BUCEITE


                                                                                 


                                                                                        

                                                                   
                                                                           
                                                                                                   


                                                                                                   


Lectura del poema EXTRAÑA SUERTE  por Cristóbal Moreno, miembro del jurado del Certamen
*******************************





lunes, 24 de julio de 2017

Os recomiendo para leer todo este verano, el último número de  Repoelas  http://repoelas.com  , espacio literario dirigido por José Antonio Hervás, que contiene una gran selección de relatos y poemas del poeta andaluz Emilio Pulido Medina, la poeta catalana Consuelo Jiménez Martín, la escritora guatemalteca Elizabeth Carranza, el escritor costarricense Edwin Cruz Villegas, el poeta cántabro Juanjo Galíndez y una selección especial promovida por la página de amigos de María de la Gandara como homenaje a la paz universal.
                                  *****************************************



miércoles, 14 de junio de 2017

secuencias de piel sobre el invierno-ramon martinez lopez-9788416485574



SECUENCIAS DE PIEL SOBRE EL INVIERNO. Ramón Martínez López.
Esdrújula ediciones. Granada 2016
Por Paloma Fernández Gomá

Secuencias de piel sobre el invierno, poemario de Ramón Martínez López, es un libro donde se consolida la voz poética del autor de Septiembre en los armarios, publicado por Alhulia en junio de 2015.  La palabra en este último libro, que comentamos,  toma conciencia en toda su extensión, se abre de forma sutil y cercana para abarcar todos los márgenes reales e imaginarios  del poeta en torno al amor, sustento único y extensivo que se alberga en los poemas del libro, a fin de tramitar el ideario poético de nuestro autor, que como explica en el prólogo, la investigadora y profesora Remedios Sánchez, forma parte de la llamada “Poética de la Incertidumbre”. Apunta Remedios Sánchez que la Poesía de la Incertidumbre bebe de la tradición de las generaciones anteriores, Poesía de la Experiencia, Generación del 50 e incluso parte de la Generación del 27, sobre todo de Cernuda.
Secuencias de piel sobre el invierno busca llegar a la conciencia a través de la evocación de lo que acontece en el día a día. Los caminos, la ausencia, la ciudad, la lluvia, las calles, la nostalgia, la noche, el tiempo o las palabras son cauces del sentimiento que alberga el poeta. Un único sentimiento, el del amor, que tiene presencia en todos los poemas del libro. El amor que le transmite su musa, que como apunta Remedios Sánchez en el prólogo, es Emi, su mujer, fuente de la inspiración de su poesía.
La poesía de Ramón es cercana y accesible, haciendo que el lector pueda visionar todos los rincones de la realidad del poeta, sin necesidad de tener que buscar interpretaciones ni abrir imágenes.
Ramón Martínez López es un poeta directo y luminoso, que consigue con su poesía llenar las distancias y transmitir el pulso de la palabra, la palabra llana, sincera, la que escribimos y hablamos a diario, aquella que se acerca a las conciencias y busca llenar los huecos del alma.
El libro consta de treinta y tres poemas que marcan un contenido indiviso: lo vivido, con sus sensaciones, con la emoción de los momentos, la inquietud, los olores que suscitan recuerdos y el amor impregnando los versos con tenacidad.
Se cierra el libro con el poema titulado Pregunta. Interrogantes que suponen una respuesta ante la incertidumbre del poeta con respecto a lo expresado, lo vivido o aquello que acontece ante sus ojos.
En el poema Luna de las ciudades la naturaleza se vuelve urbanita  y sueña ante el espejo.
En Me sabes a café y a hierbabuena, la fuente de inspiración se centra en su musa y se personifica en las sensaciones.
Era el tiempo es un poema hermoso donde se fusionan los sueños con el instante.
Así seguiríamos describiendo los poemas de Ramón Martínez López, uno a uno de forma detallada, describiendo todo lo que vive o late en un poema, aquello que sólo se transmite por medio de la palabra.
Es Secuencias de piel sobre el invierno, un libro necesario para trasladar el valor de la acción del poeta por medio de la palabra, del verso encarnado en el sentimiento para reivindicar que la erosión no puede con la palabra escrita, porque siempre queda su huella, la impresión fonética, marcando un antes y un después, convidándote a mirar a mirar atrás y revelar una visión nueva del pasado.
La palabra, el verso de Ramón Martínez López es fuerte y seguro, marca una experiencia que suscita una pasión abierta en la imaginaria de su lenguaje sencillo, directo y lleno de connotaciones. Como dice Raquel Lanseros en el prólogo, Ramón Martínez López tiende puentes entre su experiencia anímica y la de todos, entre su traducción a palabras de la vida y la experiencia de los demás.


miércoles, 24 de mayo de 2017




http://www.luzcultural.com/?p=5315&utm_campaign=shareaholic&utm_medium=facebook&utm_source=socialnetwork

http://www.ariadna-rc.com/numero02/poesia/palofe01.htm


                                                                                                                              

martes, 16 de mayo de 2017





La Junta Municipal de Distrito de San Pablo de Buceite ha convocado el XII Certamen de Poesia "Encuentro por la Paz".
-
La escritora y poeta, Paloma Fernández Gomá, Directora de la revista intercultural “Dos orillas” http://www.revistadosorillas.com, y Delegada por Cádiz de ACE Andalucía, es también  la Directora Honorífica, del Certamen que se convoca cada año, dentro de las actividades del evento de los Talleres por la Paz y que cumple este año su décimo quinta edición.


BASES

1.- Podrán participar cuantos autores lo deseen, presentando un solo poema, que será rigurosamente inédito y escrito en castellano.
Al participar, se entiende que conocen y aceptan las presentes bases.

2.- Los trabajos se presentarán por cuadruplicado, ejemplar en folios mecanografiados a doble espacio por una sola cara, firmado con un lema y acompañado de plica cerrada en la que figurará nombre, domicilio y teléfono del autor.

3.- El tema del poema deberá recoger y exaltar el espíritu de los Talleres por la Paz de San Pablo de Buceite: la paz, la tolerancia, la solidaridad y el entendimiento entre las diferentes culturas. La versificación será libre, sin que la extensión supere los 60 versos.

4.- Los trabajos se enviarán a: Junta Municipal de Distrito de San Pablo de Buceite (Certamen de Poesía "Encuentros por la Paz"), C/ Coronel Auditor Cazorla, s/n. Oficina Municipal. Casa de la Cultura "Enrique Tierno Galván". 11320 San Pablo de Buceite. Cádiz. Asimismo, los trabajos podrán ser remitidos por correo electrónico en documento Word, como archivo adjunto, a la dirección siguiente: juntamunicipalsanpablo@gmail.com . El correo electrónico deberá hacer constar (siempre en diferente archivo que el de la obra sujeta a concurso) los mismos datos que se indican en las bases. 
Los trabajos deberán estar en poder de la entidad, antes del viernes día 30 de junio de 2017, rechazándose los que lleguen con posterioridad.

5.- La entidad convocante tendrá los derechos de publicación y difusión de los textos ganadores por los medios que estime oportunos y ateniéndose a la ley de propiedad intelectual.
El poema ganador será publicado en la Revista Intercultural Dos Orillas.

6.- El jurado  podrá declarar desiertos los premios.

7.- El fallo del jurado se dará a conocer a través de los medios de comunicación, y se avisará inmediatamente a los autores premiados.

8.- Se concederá un único premio de 500 euros al poema ganador.
El jurado podrá conceder menciones honoríficas.

9.- El acta del jurado será leída en la Casa de la Cultura "Enrique Tierno Galván", dentro de un acto literario, incluido en uno de los días del evento cultural "XIV Talleres por la Paz de San Pablo de Buceite", que se celebrarán en la semana del 20 al 30 de julio de 2017, donde también se recitarán los poemas ganadores.
A continuación se hará entrega de los premios. Los ganadores deberán asistir personalmente a recogerlos, o autorizar a otra persona.

10.- Los autores premiados se comprometerán, en caso de publicación de sus trabajos, a hacer referencia al premio que hubiese obtenido en este certamen poético. El autor premiado no podrá volver a concursar hasta pasados cinco años.

-----------------------
Más información:
Junta Municipal de Distrito de San Pablo de Buceite
673-314279
juntamunicipalsanpablo@gmail.com

viernes, 5 de mayo de 2017




Resultado de imagen de El cuentista que decía la verdad

EL CUENTISTA QUE DECÍA LA VERDAD
Francisco Burgos Lecea
(1898 – 1951)
Un escritor de vanguardia olvidado
Editorial Dalya. Mauricio Gil Cano

Por Paloma Fernández Gomá

Mauricio Gil Cano, gaditano nacido en Jerez de la Frontera , escritor, poeta y ensayista fundó la colección de Poesía Hojas de Bohemia.
Con este libro fruto de uno de sus más recientes trabajos, nos acerca a la figura poco reconocida y algo olvidada de un escritor nacido en Jerez de la Frontera en el año 1898, Francisco Burgos Lecea, cuya familia emigra a Madrid y allí se hace un hombre de letras comprometido con la sociedad que le rodea, a la vez que trabaja como funcionario del Ayuntamiento de Madrid. Escribió cuentos como: Espinas y flores, El bolso de la señora Mariana y novelas como Xaicxi, delantero o Los caballitos del diablo –una tortuosa historia de pasión y celos que conduce a un final trágico en un proceso que tiene mucho de absurdo, también escribió El cuaderno emborronado.
Burgos es un hombre activo que se implica con la clase trabajadora y denuncia cualquier desmán. 
Durante 1935 Burgos Lecea sigue participando activamente en la vida literaria. 
En 1930 publica en El Imparcial su manifiesto sobre la fundación del “Teatro de la nueva literatura” . Desgraciadamente las obras de teatro de Burgos Lecea no fueron publicadas, sólo tenemos noticias por la crítica en el momento del estreno de dos de ellas. Funda el grupo de teatro La Cancela Abierta, con la idea de hacer una renovación  en el teatro de la época, abriendo caminos para la juventud creadora.
Mauricio Gil Cano nos ofrece un ensayo preciso y muy bien documentado sobre la actividad literaria y social de Burgos Lecea en Madrid durante los años de la dictadura de Primo de Rivera, la II República y la Guerra Civil. Tiempos convulsos en los que la pluma de Burgos siempre estuvo presente.  Incluso con sus personajes fue un adelantado a su tiempo, defendiendo el buen trato a los animales, los derechos de la mujer o la jornada laboral.
Sin lugar a duda alguna Gil Cano rescata del olvido a un escritor relevante del que poco hemos llegado a saber, a no ser por este estudio, que detecta de forma precisa datos relevantes de un escritor en la sombra, que aportó luz novedosa a la literatura, al teatro y a la sociedad. Creando personajes que reivindican y suscitan un evidente interés social.





martes, 2 de mayo de 2017

RECORRIENDO
ESPACIOS OBLICUOS 
Poemas traducidos al rumano por Costel Drejoi

30 ABRIL 2017

ESPACIOS OBLICUOS O LA HUELLA IMPRESCINDIBLE DE UNOS PIES DESNUDOS

A veces, en el arco de ramas del almendro se oculta la poesía que profetiza el verde de los valles; la poesía que abre los caminos desde la llanura del agua hasta el habitáculo de las ánimas, convirtiéndose en plegaria y refugio de oración vertida en horas de paz.
Así es la poesía de Paloma Fernández Gomá. Este es el germen de unos Espacios Oblicuos donde se desvanecen todas las incógnitas, donde se anuncia la aventura del reencuentro.
Y es que, nadie sabe mejor que Paloma, esta poeta madrileña afincada en Algeciras, que en el origen del tiempo tembló el mar, que la oscuridad acaba debilitando la herencia del hombre y que la luz de la tarde se precipita sobre nuestros sentidos trashumantes, anegando leyendas de agua al clamor de naufragios entonados por esta juglar del mar.
Entonces, sólo entonces, por arte del verso, el tiempo queda detenido, anhelando un futuro que duerme en el limo, al borde de la madrugada.
No puede haber más belleza en la derrota de los puertos sin nombre o en la sangre recién cortada de las mareas, que acaricia la piel de las olas.
No puede haber más belleza, repito, en los horizontes de ámbar y lumbre o en las ascuas de sombras, que siembran el camino de las orillas al son de himnos proclamadores de horas nuevas.
Porque, al fin y al cabo, Paloma ha sabido descifrar una verdad inmutable y nada tangible: ese iris de las estrellas donde habita la madrugada; esas lamas incandescentes que se ciernen sobre el horizonte; esas huellas imprescindibles de unos pies desnudos; y, cómo no, ese eclipse que nubla la imagen y es preludio de clarividencia y luz.
En suma, con Espacios Oblicuos aprehendemos el universo lírico de una poeta que domina, como pocos, su oficio.
Una poeta, para la que la poesía forma parte del ADN de la naturaleza humana.
Una poeta, que reconoce y entiende que todos estamos comprometidos, por “amor al arte”, con lo que de eterno o imperecedero nos habita.
Una poeta que, gracias a la poesía, ha sabido extender su simiente, transformado orillas que han de trascender.
“Espacios oblicuos”
Paloma Fernández Gomá
Editorial Devenir (Madrid)
                   ************************************************************************
PALABRAS DE  OTROS AUTORES SOBRE ESPACIOS OBLICUOS:

José Sarria: En la poesía de Paloma Fernández Gomá la decisión es firme desde sus primeras entregas poéticas. No existen en su línea creativa vaivenes, modas a seguir o escuchas al viento; su apuesta es absolutamente firme y estable. Tal y como adelantó Rafael Soto Vergés, la de Paloma Fernández Gomá es "una mirada abierta a lo invisible"...

http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/283611/espacios-oblicuos
                                                 *********************
José Antonio SantanoLa palabra poética en su esencia, desnuda, antagónica, surrealista, descubridora de luces y sombras, sin artificios que distraigan su verdad, alentadora, alada, emotiva y evocadora, son aspectos que distinguen o hace singular a Paloma Fernández Gomá...
http://www.lagallaciencia.com/2015/11/espacios-oblicuos-de-paloma-fernandez.html
                                    ************************

Francisco Vélez Nieto"Intelijencia, dame / el nombre exacto, y tuyo, / y suyo, y mío, de las cosas”.
Juan Ramón Jiménez
En todas mis lecturas de la obra poética de Paloma Fernández Gomá, se me viene al presente estos versos de Juan Ramón que abren mi reseña. Son los principios que ya largo tiempo representan altura concentrada de calidad y exigencia de la propia autora, Una exigencia consigo misma que significa el yo de su compromiso creador comprendido de la razón que la poesía se merece por medio del lenguaje en el tiempo de su ser o no ser, interrogante e incógnita en la palpitación lírica de la lírica de la palabra en Paloma Fernández Gomá:
“El silencio se densifica penetrando
rituales venideros, solapados en el iris de la lluvia para guardar su último designio.”
https://www.surdecordoba.com/opiniones/francisco-velez-nieto/espacios-oblicuos-paloma-fernandez-goma
                                                   *********************
Pilar Quirosa Cheyrouze“Espacios oblicuos”, poemario editado por Devenir, donde perviven los claroscuros del tiempo y el paso de las estaciones. La naturaleza cromática marca un rumbo definido a través de posos de silencios, donde deja su estela la existencia...
Publicado en FOCO SUR  (Almería)

                                        **************************
Alberto Torés:  Paloma Fernández Gomá lleva años configurando bellas imágenes, miradas asonantes en el tiempo e ideas consonantes en el espacio, generando poéticas desde las que seguir reflexionando y soñando. A ciencia cierta, desde que publicara su poemario El ocaso del girasol en 1991, Fundación José Luis Cano, Algeciras...
http://www.sur-revista-de-literatura.com/Resennas06/ToresEspacios.pdf

                                               ***************************

Miguel FloriánPaloma Fernández Gomá acaba de publicar el poemario Espacios oblicuos en la colección Poesía de Editorial Devenir que dirige desde hace alrededor de treinta años, Juan Pastor. No puedo dejar de recordar con enorme agradecimiento a este editor y poeta murciano. Gracias a él, a su entusiasta insistencia, publiqué mi primer poemario, Los mares, las memorias. Es muy probable que sin el interés que mostró no hubiera aparecido ni aquél poemario ni, tal vez, los que habrían de sucederle.
Vuelvo a Paloma. A la mujer que conocí hace alrededor de veinte años, en Algeciras. Nos presentó un común amigo, Domingo F. Faílde, a quien evoco ahora con afecto y nostalgia. Desde entonces hemos mantenido una comunicación muy frecuente. Paloma me ha invitado en repetidas ocasiones a colaborar en la revista Dos orillas y, con sumo gusto, lo he hecho y aguardo continuar haciéndolo en un futuro. También me une a ella, aparte de la poesía, su origen madrileño. Una ciudad a la que amo con amor hondo. Con el amor que genera la memoria, la ciudad que fue la patria de la infancia, de la adolescencia y de los primeros amores y desamores… La heredad nutricia de la palabra poética…
UN SALMO ANCESTRAL:
http://www.devenir.es/textos-y-resenas/un-salmo-ancestral-sobre-paloma-fernandez-goma-por-por-miguel-florian-2

                                             **************************** María Jesús FuentesLa autora parece jugar con el lector (con la lectora, en mi caso), en estos iniciales compases y promete un puente terrenal entre "Dos orillas" cuando la transparencia de las espléndidas imágenes deja traslucir una sutil estampa de delicado erotismo: "Quedaré a la espera del núbil temblor / que profesan los astros",(...)
                                                    **************************
Alberto  González Troyano: Estimada amiga Paloma: Ya he tenido tiempo para leer Espacios oblicuos, tan bien cuidado de presentación. Me ha encantado la riqueza de tu léxico y cómo extraes las palabras de su sitio en la vida cotidiana para  darle esa otra dimensión poética. Cada verso tuyo ya encierra un poema por sí mismo. También he disfrutado viendo cómo conviertes nuestra geografía campogibraltareña en materia poética. Hay en el libro muchas motivos para admirarte y pedirte que continúes escribiendo.

                                            ****************************************************


José María Molina.
Te agradezco mucho el envío y la dedicatoria de tu excelente libro Espacios oblicuos, que recibí hace tiempo y que ahora por fin he terminado de leer aprovechando estas semanas de vacaciones.

Te hago llegar mi cordial felicitación por este espléndido y hondo poemario repleto de sensibilidad y oficio poético. Textos que irradian un canto de esperanza en los espacios contradictorios que constituyen nuestra existencia. Textos que saben descifrar las huellas del tiempo y sus latidos imborrables.

Tus poemas escrutan el rumbo y sentido de la vida, sus horizontes, sus verdades, su belleza, sus miedos, sus paisajes y, también, sus contradicciones.

Me gustan todos los poemas, pero podría resaltar muy especialmente los textos de los ángeles en los que percibo unas espléndidas escenografías espaciales y temporales que les otorgan una personalidad muy singular y una unidad temática muy atractiva y palpitante.

Igualmente me resultan muy emotivos y vibrantes los poemas ambientados en ciudades y paisajes del norte de África que exhalan un compendio de preciosas metáforas y construcciones líricas de gran valor y trascendencia. Me ha encantado tu libro. Recibe por todo ello mi cordial felicitación.

Espléndidas también las dos últimas revistas “Dos orillas” del 2014, en las que además de su excelente contenido se detecta una estética muy atractiva y equilibrada. Enhorabuena también por tu gran trabajo al frente de esta excelente revista.


*****************
Jose Antonio Saez Fernandez

"Espacios oblicuos" es el título del último poemario publicado por Paloma Fernández Gomá, madrileña de nacimiento y residente en Algeciras (Cádiz). El libro ha sido editado en la Colección de poesía Devenir, que dirige Juan Pastor. La poesía de Fernández Gomá muestra la fascinación que la autora siente hacia ciertos temas, especialmente el de las relaciones culturales entre España y Marruecos. Algunos de estos poemas están dedicados a ciudades de nuestro vecino del otro lado del Estrecho. En la labor de tender puentes culturales entre España y el mundo árabe anda empeñada desde hace años la autora y directora de la revista "Dos Orillas", que ha escrito más de una docena de títulos de poesía, así como uno de narrativa, "Veinticuatro retratos de mujer" (2007). Su poesía, que tiene cierto matiz prometeico, surrealista y hasta profético en ocasiones, está plagada de imágenes visionarias, y se encuentra en la línea de títulos anteriores como "Ángeles del desierto" (2007) o "Acercando Orillas" (2008). José AntonioJose Antonio Saez Fernandez ( facebook 11 de junio de 2015)
*********************

José Cabrera Martos
Amiga Paloma:

Siempre acuática y celeste.

El libro me ha llegado esta mañana y desde que he llegado a casa hasta ahora mismo no he podido parar de leerlo ¡Qué maravilla!

Desde el mismo título se presagia y se asoma la profundidad que albergas y la búsqueda que propicias desde la luz y lo acuático como descontrucciones donde el ser avanza -lo angélico albertiano transmutado y presente desde esa luz de poniente que caracteriza a tu tierra telúrica y a los seres que escuchan su dulcísima armonía-. El verso o versículo dilatado que reproduce el mar en su amplitud -ahora juanramoniana- y, junto a ello, la comunión con la otredad -Hespérides es un poema soberbio y delicado, simbólico y oculto- en un cuaderno de viajes marroquíes que ocultan tras la apariencia del diario las grandes cuestiones recurrentes.Un viaje de ida y vuelta: desde lo celeste inicial a lo terrestre para culminar, en su arquitectura medida, en la naturaleza fundamentada en los árboles y sus frutos -que al fin y al  cabo se vuelven o ansían el cielo- desde lo "Cenital" al "Ocaso". Calibrada estructura, significante y disposición semántica -ahora Machado y el simbolismo del roble o el olmo-. Para finalizar con Hesíodo o con lo cíclico común a lo natural del que conscientemente formamos parte.
Perdona estas palabras apresuradas, pero no podía dejar de entusiasmarme enajenado por tanta poesía y escribírtelas para decirte como colofón: Gracias y enhorabuena. La poesía avanza y profundiza
"En el arco de las ramas del almendro
[...]
donde nace y termina el ciclo de los tiempos"

                           **************************************************************************

PALABRAS DE BALBINA PRIOR en facebook
Ayer mismo se presentó Espacios Oblicuos de Paloma Fdez. Gomá. Poemario de madurez poética, donde los matices no dejan de sorprendernos. Les hago llegar un poema que describe bien la híbrida Tetuán.
SIETE PUERTAS
Las siete puertas de la medina de Tetuán
guardan, un laberinto de silencio cruzado
si la noche,híbrida de luna, llegase a verter
el antiguo pretexto de los insomnios en íntimo rigor
de un pasado que vaticina húmedos umbrales
donde la nostalgia se ciñe al presente,
haciendo resbalar la luz
sobre adoquines y puertas, en un resplandor amortiguado por la llovizna.
Bab Saida queda en penumbra
impertérrita ante el devenir
de su presencia ancestral, manteniendo fija la mirada,
que serena, otea un continuo deambular;
mientras, la ruta de las estrellas inicia su camino
incendiando la noche a su paso. 

                                            ***********************************************************
LOS POEMAS ÁNGEL DEL OCASO Y ÁNGEL DEL ALBA, DEL LIBRO ESPACIOS OBLICUOS, TRADUCIDOS AL RUMANO POR EL POETA Y TRADUCTOR  COSTEL DREJOI.


ÁNGEL DEL OCASO

Si la luz difuminase  su aliento cansado
un  extenso horizonte en declive
extendería el eco de su presencia
al ceder  las fases migratorias
ante las riberas del néctar,
que aguardan  su ayer, declinando el núcleo
de sus esferas en radios que convergen
en un único  ocaso cegador de pistilos.
Extensa es la  tarde, al  imaginar sus horizontes
el ámbar y su  lumbre, espuma oxidada
que vaticina las naves del retorno
en  su errático devenir desde
Al-Yazirat- Al-hadra
hasta  Tingis .

ÎNGERUL AMURGULUI
Dacă lumina și-ar estompa respirația obosită,
o necuprinsă zare în declin
și-ar întinde ecoul prezenței
până la cedarea fazelor migratorii
înaintea malurilor de nectar
ce-și așteaptă ziua de ieri, făcând să scadă nucleul
sferelor sale în raze care converg
spre un singur amurg orbitor de pistiluri.
Necuprinsă e seara, închipuind zări
chihlimbarul și focul său, spumă oxidată
ce prevestește corăbiile întoarcerii
în devenirea lor rătăcitoare de la
Al-Yazirat Al-hadra*
și până la Tingis**.
* Al-Ŷazira al-Jadra (în arabă: al-ŷazīratu l-ḫaḍrā – „insula verde”) – a fost un oraș în Al-Andalus (teritoriu stăpânit de arabi, pe teritoriul Spaniei și Franței de azi, din 711 și până în 1492), fondat în anul 711 și distrus în 1379, rămas în ruine și locuit cu intermitențe cel puțin până în 1704. Actualmente – orașul Algeciras.
** Tingis – denumirea romană a actualului oraș marocan Tanger.
Trad.: Costel Drejoi

ÁNGEL DEL ALBA

Surge plena de luz su transparente  estela
tras el  latente hálito de su  ráfaga,
en tramos que oscilan inclinación
hasta atravesar la cuenca del aire o tornarse
nido  de  tórtola ausente de aromas.
Alas en  plenitud depositan
la sal en los esteros después de la nevada
cuando  la cumbre fija su blanco en los almendros.
La señal en las  puertas guarda la cal de antaño,
horas de abstinencia sin rumbo
circundan bajeles de escarcha para descifrar
el iris de las estrellas donde habita  la madrugada.
   
ÎNGERUL ZORILOR
Plină de lumină răsare dâra transparentă
în urma suflării latente a furtunii lui,
în fărâme ce șovăie înclinându-se
până la a străbate bazinul văzduhului sau a deveni
cuib de turturea lipsit de miresme.
Aripi în plin avânt depun
sarea în mlaștini după ninsoare
atunci când culmea-și fixează albul în migdali.
Semnul de pe uși păstrează varul de altădat',
ceasuri de abstinență fără sens
dau târcoale corăbiilor de brumă spre-a descifra
irisul stelelor în care locuiește lumina dimineții.
Trad.: Costel Drejoi
                         ************************************************


ÁNGEL AZUL / ÎNGERUL ALBASTRU
Y fue el ángel azul, el que domina las distancias/ Și a fost îngerul albastru, cel ce stăpânește distanțele
desde el fecundo faro de los espacios. / din spornicul far al spațiilor.
Sólo él mantiene el pulso de las rocas / Doar el ține viu pulsul rocilor
ante la arena, en el roce del iris, si la mirada / în fața nisipului, în frecarea irisului, dacă privirea
se hace raya en el agua / se face dungă pe apă
o eco mantenido / sau ecou ce durează
hasta penetrar el limo de las horas / până ce pătrunde prin mâzga orelor
con su pueril silencio. / cu tăcerea-i copilărească.
No habrá eclipse que nuble la imagen / Nu va fi eclipsă care să-ntunece fața
del mar, en su inmensidad / mării, în nemărginirea-i
emergiendo del abismo para alumbrar / ivindu-se din hăuri spre-a lumina
una senda de incógnitas desveladas / o cărare plină de taine dezvăluite
que emana clarividencia, destiñendo los ocres / ce emană clarviziune, subțiind nuanțele de ocru
en la antesala de la luz. / din antecamera luminii.
Trad.: Costel Drejoi

CHAOUEN* / CHAOUEN
Se filtra la cal en los huecos del viento / Varul se strecoară prin nișele vântului
y nace una singladura de blanco-violeta / și ia naștere un voiaj în alb-violet
que desciende por plazas y calles / ce coboară prin piețe și pe străzi
hacia el azul que todo lo silencia. / spre albastrul ce face să amuțească totul.
Fuentes y pozos nutridos de agua / Izvoare și puțuri cu apă hrănite
anegan flujos de transparencia. / inundă fluxuri de transparență.
Intuyo el aroma de la menta / Ghicesc mirosul de izmă
detrás de los canastos repletos de flor / în spatele coșurilor pline de flori
que asoman en el alféizar, / ce se ivesc pe pervazul
donde una celosía de acantos / unde un grilaj de acante
refleja la luz entre las rendijas. / răsfrânge lumina printre zăbrele.
Es la hora del paso del aguador. / E ceasul când trece sacagiul.
* Chefchaouen sau Chaouen – oraș în nord-vestul Marocului, supranumit Perla Albastră, reședință a provinciei cu același nume.
Trad.: Costel Drejoi

A UN ROBLE ENVEJECIDO (UNUI STEJAR BĂTRÂN)

Qué fue de tu savia fecunda, / Ce-a mai rămas din rodnica-ți sevă,
aquella que anegó el viento / cea care-a-necat vântul
de efluvios ancestrales. / în miresme din moși-strămoși.
Manso reposa tu tronco / Cuminte, trunchiul tău odihnește
entre hojas mortecinas / printre frunzele palide
y un aluvión de sueños cubre la tristeza / și un puhoi de vise acoperă tristețea
de aquella savia, siempre tuya / acelei seve, mereu a ta,
signo de antiguos vestigios / semn al unor străvechi vestigii
que profieren lenguas de mar / ce vorbesc în graiurile mării,
la raíz de astros reverdecidos / rădăcina stelelor reînverzite
que emergieron de tus tentáculos, / ce răsar din ale tale tentacule,
para acuñar horas venideras. / să-și pună amprenta pe orele ce vin.
En el deambular de los siglos cimbrean umbelas, / În rătăcirea veacurilor se balansează umbele,
sombra unísona, que contempla epitafios, / umbră spontană, ce contemplă epitafuri,
desde el verde acerado de tus hojas. / din lăuntrul verdelui de oțel al frunzelor tale.
Trad.: Costel Drejoi
Paloma Fernández Gomá
LLUVIA EN TETUÁN / PLOAIE LA TETUAN
Llueve lentamente en las calles de Tetuán. / Plouă încet pe străzile din Tetuan.
Una flor de vacío cáliz destiñe sus pétalos / O floare cu caliciul secat se ofilește
bajo la lluvia. / în ploaie.
En el restaurante resbala el agua / În restaurant apa se prelinge
por los cristales. / prin ochiurile de geam.
Ya entramos en los postres / Deja suntem la desert
y sigue la lluvia recorriendo las aceras. / și ploaia cade întruna inundând trotuarele.
Mañana continuamos el viaje hacia Fez. / Mâine ne vom continua drumul spre Fès.
Ha escampado y regresamos al hotel. / S-a luminat și ne-ntoarcem la hotel.
Las calles están mojadas, el goteo de las cornisas persiste. / Străzile-s ude, streșinile picură-ntruna.
Hace un frío tenso que se introduce / E un frig pătrunzător ce se strecoară
por los pliegues del abrigo / prin pliurile pardesiului
y no te da tregua. / și nu-ți dă pace.
Hemos cruzado dos veces la misma plaza / Am străbătut de două ori piața
y el suelo está resbaladizo. / și pământul e-alunecos.
Al final de la calle vemos de lejos/ La capătul străzii vedem de departe
el cartel luminoso del hotel Panorama. / firma luminoasă a hotelului Panorama.
Mañana será otro día. / Mâine va fi altă zi.
Paloma Fernández Gomá
Traducción al rumano de Costel Drejoi

HORAS Y DÍAS
(ORE ȘI ZILE)
Se desploma la noche, cuando el viento ulula
(Se prăvale noaptea, când vântul urlă)
entre hoces invisibles y un vértigo antiguo crece
(printre seceri nevăzute și-o amețeală de demult crește)
al ritmo del tiempo,
(în ritmul timpului,)
escalando el muro de los equinoccios,
(urcând pe zidul echinocțiilor)
hasta desplomarse en el índice extremo que abre la llaga.
(până ce se prăbușește în arătătorul extrem care deschide rana).
En lejanía oscilan péndulos, amortiguando
(În depărtare se leagănă pendule, amortizând)
el intenso pulso de los sentidos
(intensul puls al simțurilor)
hasta depositar su rastro de umbelas en el origen del agua.
(până ce-și lasă urma de umbelă pe obârșia apei.)
La grama duerme su estertor en la periferia del barro,
(Iarba de Bermuda-și adoarme horcăitul la periferia noroiului,)
inoculando el arbitrario rumbo de sextantes.
(inoculând arbitrara direcție a sextanților.)
Desasistidas las palabras han incubado
(Neasistate, cuvintele și-au clocit)
el ardor extremo de su herencia
(arderea extremă a moștenirii)
en los leños que se consumen.
(în butucii care se fac scrum.)
Las ramas ostentaron su vigor
(Crengile și-au arătat forța)
en el improvisado marco del viento,
(în improvizata cercevea a vântului,)
deshojando hebras de intemperie,
(smulgând șuvițe de timp urât,)
resistiéndose a desvelar su erosión
(opunându-se să-și dezvăluie eroziunea)
al embate de la furia de los elementos
(la atacul de furie a elementelor)
que amedrentan rocas y turberas.
(ce înspăimântă roci și turbării. )
Entre las manos se nos escapará el embrion
(Printre mâini ne va scăpa embrionul)
del tiempo, sintesis de todos los momentos.
(vremii, sinteză a tuturor clipelor.)
El mar conmuta su paisaje ante el espasmo de las olas
(Marea-și schimbă peisajul în fața spasmului valurilor)
que transforman la orilla, apaciguando sístoles,
(ce transformă țărmul, liniștind sistolele,)
en intactos rizomas que aguardan su nacencia
(în rizome intacte ce-și așteaptă zămislirea)
donde converge el yodo y el mirto
(spre care converg iodul și mirtul)
en pulsos que han de trascender.
(în pulsații pe care trebuie trebuie să le transceadă.)
En la periferia de la umbría alimenta el agua su acento,
(La periferia tărâmului umbrei apa-și hrănește accentul)
con voces antiguas, amamantadas de témpano
(cu glasuri străvechi, alăptate dintr-un sloi de gheață)
en el óxido de su pasado,
(în oxidul trecutului său),
licuando riberas espesas que se adentran en la médula
(amestecând maluri groase ce se-ngroapă-n miezul)
de las conchas, oculto ostracismo,
(scoicilor, ascunsă ostracizare,)
para extender su simiente sobre el retorno,
(spre a-și răspândi sămânța peste întoarcere,)
cuna de los allegados, donde la hierba siempre sumisa
(leagăn al rubedeniilor, în care iarba mereu suspusă)
heredará el hábitat de los ancestros
(va moșteni habitatul străbunilor)
arcilla inoculada por el vientre del agua,
(argilă inoculată prin burta apei,)
única cuenca de todos los brotes
(unic bazin al tuturor mugurilor)
donde nace y termina el ciclo de los tiempos.
(unde prinde viață și se sfârșește ciclul vremurilor.)
Trad.: Costel Drejoi